lunes, 19 de abril de 2010

O sábado cocemos

Os avós Moucho tiñan gana de cocer cando foramos visitalos, encántame recuperar vellas e útiles tradicións, as que se fan coas mans e con tempo.
Déixovos unha reportaxe fotográfica que fala por si soa, só unha foto con flash porque alí dentro se fan as cousas en penunbra para que non se perda a calor. Ulides o pan?

Cocendo: o forno

O forno ergueuse de novo o ano pasado entre os veciños despois de anos sendo unha morea de pedras. Ós dous panadeiros que pasan por alí repartindo o pan non lles fai ningunha gracia a idea, así que agora cócese e mércase o pan para que non lles pareza mal :(

Cocendo: xa hai lume / Cociendo: ya hay fuego

Cocendo: os bolos

Cocendo: Moito lume

Co fermento preparado da noite anterior e a masa feita esa mañá vaise preparando o lume ó tempo que os bolos se deixan a levedar coa calor do cuartiño.
Mentres voltamos á casa preparar os bolos preñados e máis a empanada de coello.

cocendo: para os preñaos

Cocendo: estirar a masa

Cocendo: a empanada

Cocendo: a empanada

Cocendo: enrollando o chourizo

Cocendo: un preñao con berza

Sen termómetro ningún vaise mirando cómo as paredes do forno van virando a súa cor: negro, branco... e o forno está listo, xa roxou. Agora toca meter as vasoiras de xesta e quitar as brasas para meter a fornada.

Cocendo: quitando as brasas

Cocendo: co forno limpo

Cocendo: enfornando

Agora toca agardar.

Cocendo: a fornada dentro

Cocendo: a avoa á espera

Cocendo: o avó á espera
(Non sei se o avó estará moi contento de saber que puxen aquí a foto, o pobre recibiu unha topada dunha ovella a semana pasada e ten o nariz todo hinchado)

Cocendo: á metade de camiño

E lista para comer!!! Non houbo oportunidade de fotografas os preñaos, que voaron. Os bolos para a próxima cun chisquiño máis de sal, a empanada boísima, triscante recén saída do forno para o xantar.

Cocendo: a fornada lista

Cocendo: e a empanada tamén

16 comentarios:

  1. Que boa pinta!Saiu unha boa fornada.
    O forno pertence a toda a aldea ou barrrio?
    bicos
    Mary

    ResponderEliminar
  2. Guaaaah, que luxo facer pan nun forno así! Chámame a atención que usedes follas de ¿berza? para os bolos preñados, ¿para que é?
    Estupenda a reportaxe fotográfica!

    ResponderEliminar
  3. Que post tan bonito tartaroucha, nós tamén temos forno (proprio, non comunal) mas o coitado está de armacén e pendente de rehabilitación, ains se non fora pola crise...

    Os avós teñen uns ollos preciosos.

    Muitos bicos :*

    ResponderEliminar
  4. ains que bo estaba todo;-) boas fotos...gustanme!

    ResponderEliminar
  5. Que pintaza! Outra cousa que compartimos é o look aldea... como me gustan eses mandís! ;-)
    Bicos, S.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que bonita tradición...! Yo también hacia pan con mi abuela cuando era pequeña, ahora ya hace mucho que no cuecen, están mayores... pero recuerdo la sensacion de meter las manos en la masa y removerla... ylo bien que olia aquel pan... que pena que se vayan perdiendo estas cosas... :(

    ResponderEliminar
  7. Ains... tenía que estar todo RI-QUI-SI-MOOOOOOOOOOOOO... estoy comiendo por los ojos ;)
    Hmmmmmm, es cierto, ese olor...

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, que se me olvidaba... me encanta la luz de las fotos, sobre todo la de "os avós".
    Enhorabuena R!!!

    ResponderEliminar
  9. Que fotos más bonitas, me encantan...además de estar dándome un hambre atroz ;P
    Lo de la berza no lo entiendo muy bien ¿se cubre el pan con la berza para que se cueza mejor...?

    ResponderEliminar
  10. Mary, o forno é do lugar, do barrio digamos, uns 5 ou 6 veciños.

    Anisor, Lía, la berza fue una especie de experimento, los bollos preñaos llevaban my poca masa, así que se cuecen enseguida, la última vez se pusieron durísimos, así que la avoa Carme probó a envolverlos en una hoja de berza para que mantenga la humedad y no se cuezan tan rápido, y la verdad es que funionó genial!

    meninheira, cando poidades amañalo quero velo, que sorte ter forno!!

    tialu grazas :)

    Emerecí, eu a eses mandís chámolles batas :)

    martameiga, aún podemos recuperarlas!!

    mirilla! esta noche soñé contigo!! jiji, que estabas embarazada por cierto, y el padre era un compañer tuyo del cole que hacía años que no veías :D Un bico:*

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja, mira tú con qué cosas sueñas!!! En fin, muy bueno tu sueño, a saber qué quiere decir, jajajaja... Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
  12. Nós o da berza utilizamola no San Xoán para que non se queimen os chourizos!UMMMMMMM
    Que post tan chulo, que sorte tedes de que as meniñas podas vivir esas cousas!!!
    E as miñas felicitación a eses veciños tan unidos!!

    rosana

    ResponderEliminar
  13. Qué pasada de reportaje guapa, casi me caigo dentro del horno, estoy boquiabierta.
    Un abrazo, veo a la nena muy grande ya.
    Ana

    ResponderEliminar
  14. el cambio en el blog es que noto un subidón en la calidad de las fotos, felicidades!

    ResponderEliminar
  15. Prunila! Cuénto tiempo sin saber de ti! Por dónde andas?
    Es que hace un año que tengo cámara nueva, y se nota :)
    Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  16. Cando podemos ir a casa dos avós para que non ensinen a facer pan!?!??!??!?!? porfa, porfa, porfa!!!! é que o forno da casiña que compramos esta tan triste!!!! e moi pequeniño e non coñeran tantas petadiñas como esas pero...
    Mil biquiños de mel.

    ResponderEliminar

Conta, conta...

Por se queres compartir