jueves, 19 de junio de 2008

Ser nai e o "exemplo" da ministra Chacón

Non podo estar máis dacordo, a nosa sociedade está deshumanizada ata este extremo, na miña opinión, e loitar por conseguir unha baixa de maternidade polo menos de 6 meses para que unha persoa representante do Goberno de España diga coa boca máis aberta do mundo que o seu é un exemplo a seguir... bufff, que me ferve o sangue. Como moito será unha opción, e facerlle pensar ás mulleres que son inútiles por coidar ós seus fillos as escasas 16 semanas de permiso maternal que temos en España é insultante.

Pégovos o artigo de MMar que podedes atopar na revista Bebés y +

¿Criar o no criar un hijo? ¿Conciliar o renunciar? ¿Es un ejemplo a seguir la ministra española de Defensa?

MMar

tiempo.JPG

Como transmite sabiamente Maitena en esta viñeta, llega un momento en la vida de muchas mujeres que tienen que elegir entre ellas y su carrera profesional o la crianza de sus hijos. Bueno, algunas pueden elegir y otras no tienen más remedio que trabajar. Pero nos vamos a centrar en las que sí tienen cierta libertad de maniobra en su vida.

La Ministra española de Defensa Carme Chacón, a quien ya hemos dedicado varios posts, ha optado por el trabajo a tiempo completo o exclusivo desde las 6 semanas del parto, asumiendo el padre el resto de la baja de maternidad. Es una opción que nuestra vicepresidenta Fernández de la Vega ha calificado de “un modelo a seguir” para el resto de las madres y ejemplo de conciliación y política de igualdad. Pero yo me hago varias preguntas:

  1. ¿Es un ejemplo que ya que sólo tenemos un hijo de media en España (1,4) no lo criemos ni siquiera 2 meses?
  2. ¿Tiene derecho ese bebé a la lactancia materna? ¿No recomienda la OMS y Unicef 6 meses de lactancia exclusiva y debería ser esto una prioridad de salud pública?
  3. ¿Realmente le importan algo los bebés a nuestro sistema económico y social?
  4. ¿Saben los gobiernos qué es la crianza con apego y con vínculo y la fusión mamá-bebé de la primera infancia?
  5. ¿Es igualdad que el padre ocupe el lugar de la madre en el momento en que este es más importante en la vida? ¿No puede el padre complementar en vez de excluir?
  6. ¿Es conciliar ver a tu hijo en foto y los fines de semana o es simple y llanamente renunciar?
  7. ¿Las mujeres modernas y feministas no crían a su familia? ¿Las madres que sí dedicamos nuestro tiempo a los hijos desperdiciamos nuestro talento y somos trogloditas?
  8. ¿Es lo mismo un bebé enmadrado que des-madrado?
  9. ¿El escaso tiempo de calidad (pocas horas al día y normalmente baño y cena) es comparable a la crianza a tiempo completo o parcial?


Muchas preguntas que cada familia debe responderse en función de su corazón, filosofía de vida y posibilidades económicas.

Los bebés tienen necesidades por encima de las ambiciones personales de sus padres y de teorías sexistas obsoletas que nos hacen creer que somos iguales-andróginos en todo sin tener en cuenta ni la biología ni la ideosincracia propia de cada sexo. Como dice Isabel Fernández del Castillo “hoy se sabe que el vínculo madre-hijo es el sustrato de la misma capacidad de amar, de convivir. Apoyarlo o no tiene una profunda trascendencia social.”

Los bebés son el eslabón más débil de la cadena social y muchos no tienen derecho a su propia madre o padre ni los primeros meses de vida. Pero las sociedades más humanas y avanzadas son aquellas que sí tienen en cuenta y respetan sus necesidades: Suecia tiene 64 semanas de baja maternal, Noruega 52, Dinamarca 50, Finlandia 44 e Islandia unas 40.

Estos países saben que invertir en los primeros años es lo más rentable socialmente porque redunda en salud física y mental en su población. Y esas madres además de criar a sus hijos también son las más activas laboralmente de Europa y con mejores puestos. ¡La vida no se acaba por cambiar muchos pañales!

¿Se puede trabajar y criar a la vez? Por supuesto. Durante toda la historia de la humanidad y en la mayor parte del planeta las mujeres siempre han trabajo pero junto a sus hijos o cerca de ellos. Es en nuestro modelo económico adultocentrista que ambos padres están todo el día abducidos lejos de sus hijos. Y existen muchas opciones (tantas como personas) para conciliar trabajo o familia: excedencias, trabajo parcial, trabajo cerca de casa, teletrabajo, etc.

Sra. Ministra, usted no es para mí un ejemplo a seguir como madre, sencillamente porque apenas va a ejercer como tal.

Aunque sea políticamente incorrecto, prefiero ser madre insumisa o gonzalizante o slow o suave o apegada o como se quiera decir. En el fondo todo es lo mismo: madre mamífera de un bebé mamífero que necesita mamá. Sin más etiquetas.

Más información | El País
Más información | Holístika
En Bebés y más | El trabajo es un obstáculo para la maternidad
En Bebés y más | Los 10 mandamientos de la conciliación familiar-laboral
En Bebés y más | 100 ideas para mejorar España: ¿dónde está la crianza?
En Bebés y más | Dejar temporalmente de trabajar
En Bebés y más | Feliz día de la madre trabajadora, o no
En Bebés y más | Coordinadora para nuevas políticas familiares
En Bebés y más | ”Dueños de nuestro destino: cómo conciliar vida laboral, familiar y personal

3 comentarios:

  1. A mi me parece que cuando esperas un bebé y los seis meses siguientes hay que hacer un paréntesi en la vida laboral, si uno puede económicamente claro. El bebé se lo merece y para la madre es algo mágico e insustituible los primeros meses de un hijo. Por desgracia no podré tener niños pero comparto tus opiniones al 100 %.
    Esta política de igualdad se basa en renunciar a ser mujer, o sea imitar a un hombre y me parece equivocada. La maternidad es un derecho y con 6 semanas el bebé aún necesita a su madre ...
    Bravo por el post!!!

    ResponderEliminar
  2. las que vivimos mas al sur y solo tenemos 45 dias antes del parto y otros 45 luego de el ya quisieramos tener esos meses que desperdicia esta señora. como mama y pediatra pienso que no es lo mismo que el bb se quede con otra persona, esos meses son para estar con la mama, como se hizo por naturaleza durante 3,5 millones de años (creo).Nos creimos el cuento ese de ser profesionales independientes, mujeres liberadas y jodimos la maternidad. cuesta renunciar a lo propio por los hijos, pero vale la pena. yo lloro un poco cuando veo mi carrera postergada, pero lo compensa cuando veo a mis gurrumines contentos.
    un beso, nat

    ResponderEliminar
  3. Eu penso o mismo!!ai que ver, un exemplo a seguir!!!!un bikiño!!

    ResponderEliminar

Conta, conta...

Por se queres compartir